Cartas de Ventas. Como Se Hace. Modelos Para Usar

Las cartas de ventas sirven para ofrecer y convencer de mejor manera a un cliente de adquirir un producto. Estas representan una ventaja sobre las ventas personales, ya que se pueden releer y modificar de manera que sean atractivas para el comprador. Aquí te enseñamos cómo se hace una carta de venta, su estructura, y te mostramos algunos modelos para descargar en formato Word.

¿Qué es una carta de ventas?

Cartas de ventas
Cartas de ventas

La carta de venta es una herramienta que promueve un bien o servicio. Su objetivo principal es persuadir al lector para que compre lo que ofrece la misma. Para que sea efectivo su alcance, esta debe describir un beneficio particular que el lector obtendrá al realizar la compra, como un problema resuelto o una necesidad satisfecha.

¿Cuál es la estructura de una carta de ventas?

La estructura básica de una carta de ventas es la siguiente:

  1. Titular: aquí el escritor quiere captar la atención del lector hacia el propósito principal de la carta.
  2. Introducción: es el párrafo introductorio. La introducción en la carta de ventas proporciona los detalles del producto o servicio. También proporciona al lector el costo, la calidad, el ahorro y otra información relacionada.
  3. Cuerpo: aquí el escritor construye su credibilidad. Los escritores proporcionan el valor del producto, su diferencia con otros productos similares, una lista de clientes satisfechos, términos de contrato, etc.
  4. Llamado a la acción: en esta sección, el escritor pide la respuesta del lector y puede expresar la gratitud. También incluye varios detalles como garantía, descuento, etc.

¿Cuándo se debe usar la carta de ventas?

Los comerciantes utilizan cartas de ventas para mostrar productos lanzados por su compañía. También pueden mostrar las nuevas ofertas de la empresa que representan. Por ejemplo; si eres un vendedor que quiere ofrecer los productos a pequeños comercios y el gerente de compras no está en las instalaciones, puedes utilizar una carta de ventas, indicando cuales son los servicios que ofreces como posible proveedor.

¿Cómo se hace una carta de venta?

Antes de comenzar, debes estar familiarizado con lo que tu carta de ventas pretende promocionar y las personas a las que quieres llegar. Esto puede requerir un poco de investigación y una lluvia de ideas, pero sin preparación, tu carta de ventas será menos efectiva.

Luego decide sobre las características que mejor resaltan el bien o servicio; identificar tus puntos de venta, en otras palabras. Una vez que hayas hecho una selección, debes persuadir a los lectores de que el beneficio de tu oferta supera el costo. En otras palabras, convencerlos de que lo que tiene para ofrecer es un buen negocio. Para redactar una carta de ventas toma en cuenta lo siguiente:

1. Identifica a tu lector

Las cartas de ventas deben dirigirse a un grupo de posibles compradores que cumplan con un conjunto establecido de criterios. La selección de sus nombres debe hacerse con cuidado, idealmente con la ayuda de un profesional especializado en marketing por correo directo. Él o ella, podrá ayudarte a construir una lista adaptada a tus necesidades específicas.

Una vez reunidos, los nombres de tus clientes potenciales deben colocarse en el saludo y en el encabezado interior de tu carta de ventas. También deben incluirse en la línea superior de tu sobre.

Ya sea que estés señalando a propietarios o inquilinos, estudiantes o trabajadores, dentistas o abogados, está marcando a un grupo de personas con una necesidad o deseo identificable, que puede ser ventajoso para ti. Este grupo es tu público objetivo. Cada miembro es un cliente potencial.

Ten en cuenta que la gente hace negocios con otras personas. Cuando personalizas tus cartas de ventas, dirigiéndote al lector por su nombre, reconoces la importancia individual de esa persona y su valor como ser humano.

2. Establece tu objetivo

El objetivo de una carta de ventas es triple:

  • Para llamar la atención
  • Generar interés
  • Inducir una compra

Tu carta de ventas puede no inducir una compra inmediata, sin embargo, al menos, debe cumplir con los dos primeros objetivos. Debe proporcionar a los lectores información suficiente para aumentar el conocimiento de tu marca, sobre quién eres tú y qué bienes o servicios tienes para ofrecer. Pueden regresar como clientes en el futuro.

En cualquier caso, tu carta de ventas puede tener un efecto residual positivo si logras crear una impresión fuerte y favorable en el momento en que se recibe.

3. Determina su alcance

Para ser efectivo, el alcance de una carta de ventas debe identificar uno o más de los siguientes:

  • Un problema que se puede resolver.
  • Una necesidad que se puede cumplir.
  • Un deseo que puede ser satisfecho.
  • Un placer que se puede obtener.

Luego debe presentar una solución atractiva de una manera lo suficientemente persuasiva como para lograr el objetivo de la carta, convenciendo al lector para que realice una compra. Las cartas de ventas exitosas se orientan hacia el beneficio recibido por el lector en lugar de los bienes o servicios ofrecidos.

4. Organiza tu carta

Organizar tus cartas de ventas establecerá un orden lógico en el que puedes presentar tu información. Ya has comenzado esta tarea estableciendo un objetivo y determinando su alcance. Revísalos de nuevo. Juntos incluyen gran parte del contenido que se convertirá en el cuerpo de tu carta.

Un esquema simple lo organizará. Comienza creando una lista de elementos que incluirá tu paquete y colócalos en el orden secuencial que mejor ayudará al lector a comprender el contenido de tu paquete. Estos puntos se convertirán en la columna vertebral de tu proyecto; tu esquema se convertirá en una lista de verificación.

5. Redacta tu carta

Trabajar desde un esquema es la forma más sencilla de redactar una carta de ventas. Ya te has organizado creando una lista. Refiérete a esta y convierte cada fragmento en una oración completa para que se exprese un solo pensamiento o idea.

Para que tus pensamientos e ideas se transmitan de manera coherente, escribe una voz lo más natural posible. Intenta escribir tu borrador rápidamente y luego léelo en voz alta. Concéntrate en comunicar tu objetivo a tu lector. Asegúrate de que el alcance de tu carta contenga toda la información relevante incluida en tu lista organizacional.

Ten en cuenta que estás escribiendo un borrador. Por el momento, puedes ignorar la ortografía, la gramática, la puntuación, la oración y la estructura de los párrafos. Esos son detalles técnicos a los que prestarás atención en el paso final cuando revises y modifiques tu trabajo.

6. Cierra tu carta

Una carta de ventas debe cerrarse de manera profesional. Una vez que hayas escrito tu último párrafo, termina la sesión con un cierre complementario como “Atentamente” o “Gracias” y tu nombre impreso.

Si escribes junto con un deber oficial, coloca su título debajo de tu nombre impreso. La información adicional, como los comentarios de dictado, la notificación de los archivos adjuntos, los anexos y las copias enviadas a otras personas, deben colocarse debajo de la línea del título.

7. Revisa tu carta de ventas

Inspecciona y perfecciona el contenido textual de tu carta. Es una verificación final para ver si tu objetivo está claramente establecido, tu alcance es suficiente y el lector ha recibido bastante información como para comprender el mensaje.

Busca errores obvios. Verifica si hay palabras mal escritas, estructura de oración pobre y errores gramaticales. Asegúrate de haber sido directo y haber ido al grano. Usa una voz fuerte y activa.

Ten en cuenta la coherencia general de tu carta. Busca precisión, claridad y una sensación de integridad. Pregúntate si las transiciones entre párrafos funcionan y si tu punto de vista, tono y estilo son consistentes en todo el texto.

Examina tus opciones de palabras cuidadosamente. Las palabras ambiguas conducen a la confusión. La jerga y los términos abstractos pueden no entenderse en absoluto y las afectaciones, los clichés y el lenguaje trillado tienden a disminuir la sustancia de tu mensaje.

Si no has escrito una apertura o un cierre ahora es el momento. Llega a la carta de ventas con un fuerte captador de atención. Concluye con un incentivo para el cliente.

Consejos finales para escribir cartas de ventas

  1. Presenta las ideas de una manera que obligues al lector a tomar una acción positiva.
  2. Preséntate bien a ti mismo y al producto.
  3. Sé claro en lo que estás ofreciendo.
  4. Elige tus palabras según el público objetivo.
  5. Siempre usa un titular.
  6. Haz que la primera oración de cada párrafo cuente.
  7. Usa de estilos de fuente, tamaños de fuente, viñetas, numeración, etc.
  8. Utiliza una declaración relevante que muestre la credibilidad del producto.
  9. Haz oraciones de cierre adecuadas.
  10. Utiliza el saludo correctamente.
  11. Siempre pide atención, crea interés, deseo y llamado a la acción.
  12. Usa un tono simple y convincente.
  13. Evita crear confusión e incertidumbre.
  14. Evita ser inteligente y divertido.
  15. Incluye su nombre, firma y otros datos de contacto.
  16. No utilices palabras elegantes.
  17. Siempre revisa y edite la carta.

Tipos de cartas de ventas

Los tipos de cartas de ventas son los siguientes:

  • Cartas de ventas introductorias: este tipo de carta se escribe a un cliente o consumidor para presentarla a la empresa o al producto. También explica la manera en que los lectores obtendrán beneficios del producto o el servicio. Debes captar la atención de las personas, generar su interés y llamar a la acción.
  • Cartas de ventas de actualización del producto: como su nombre indica, este tipo de carta es para describir los beneficios de los nuevos productos sobre los anteriores. También se pueden incluir otros detalles, como un período limitado de compra y descuento.
  • Cartas de Incentivo de venta: promueve productos existentes entre clientes actuales. Este tipo de carta debe generar cierta emoción en el lector para comprar el producto.
  • Cartas de ventas corporativas: son cartas destinadas a promocionar productos y/o servicios a corporaciones (empresas y compañías)
  • Cartas de ventas y ofertas: son aquellas en las cuales se presentan ofertas de productos a los clientes. Se trata de un tipo de carta donde la persuasión utilizada en el lenguaje juega un papel muy importante.
  • Cartas de ventas de vehículos: como su nombre lo indica, son escritos destinados a la venta de vehículos. El éxito dependerá de la manera en la que se promocione el producto.
  • Cartas de ventas de acciones: son las utilizadas para promocionar las propiedades (fincas, casas, apartamentos) o acciones que se tienen en una empresa. Este tipo de cartas es muy utilizada cuando hay defunciones.
  • Cartas de ventas de aires: son las cartas que se realizan para la venta de aires acondicionados.
  • Cartas de ventas de casa o inmobiliario: su propósito es el de comercializar alguna propiedad inmobiliaria, como por ejemplo, una casa, un apartamento, un local, entre otros.
  • Cartas de ventas de ganado: son aquellas que generalmente utilizan los vendedores mayoritarios de ganado, para promocionar sus productos y llegar de manera directa a los clientes.
  • Cartas de ventas de lote: las ventas de lote son aquellas que se caracterizan por ser en grandes cantidades. Estas cartas son la manera en que algunos comerciantes ofrecen sus productos y/o servicios al mayor.
  • Cartas de ventas publicitarias: son aquellas cartas cuyo objetivo es la venta de publicidad a las empresas que comercializan productos. Podríamos estar hablando de propagandas por internet, radio, tv, entre otros.
  • Cartas de ventas de un producto: este tipo de cartas de ventas es la más común, ya que los proveedores venden todo tipo de artículos a los medianos y grandes comerciantes. En esta se pueden ofrecer productos para el cabello, accesorios de computadoras, entre otros.

Ejemplos y modelos de cartas de ventas

A continuación te mostramos algunos ejemplos descargables en formato Word:

Carta de venta de producto

Carta de venta promoción producto-empresa

Ir arriba